domingo, 13 de julio de 2008

Adivina, adivinanza...



Un perfume natural no es más que aquél que emana de una sustancia natural o elaborada con sustancias y productos naturales. Teniendo en cuenta la gran cantidad de sustancias sintéticas y químicas que se utilizan en perfumería y otros productos, capaces de acercarse casi al mismo alma de una flor, intentando siempre suplantar a la propia naturaleza, nos vemos en en la gran responsabilidad de desenmascar la mentira y el desprestigio de los
aceites esenciales.

En ocasiones, en ferias de vendedores y artesanos, se pueden contemplar puestos de perfumería en los que se anuncian en carteles "Perfumes Naturales" y en otros se hace mención a un sinfín de enfermedades curadas con los presuntos aceites o fragancias que se exponen. Un gran número de diversas clases de "esencias" y fragancias embotelladas en frasquitos de diversos colores llamativos se alinean en la mesa dándole un encanto al puesto. Sin embargo, tanto colorido y tanto aire místico al puesto no le privan de ser pura fachada. Teniendo en cuenta que la Aromaterapia es la manera, forma o terapia de curar enfermedades, dolencias y estados psíquicos o emocionales por medio de los aromas de sustancias de flores, plantas , vegetales, etc., no podemos entonces pretender que lo sintético por muy bien que imite un aroma,
nos dé el mismo resultado.

La aromaterapia, actúa fiel a este principio: el protagonista es siempre el alma de la planta, la esencia misma de la vida de esa planta, o de una parte suya.
La aromaterapia consigue un medio para penetrar en nuestro propio ser, a través de las invisibles partículas que desprenden los aceites esenciales, penetra por las fosas nasales, llegando a las Pituitarias y produciendo en nuestro ser a través de las células y del sistema nervioso un determinado efecto según la esencia o grupo de esencias mezcladas para tal fin.

Un aceite esencial destilado suele ser incoloro o a lo sumo algo viscoso amarillento, pero lo que no verá usted será un aceite esencial de naranjo de color naranja o de limón de color amarillo. No se deje engañar. Añadir colorantes en la Aromaterapia es un verdadero crimen de ignorante.

Otra dato que nos puede ayudar a la hora de comprar un aceite esencial es el etiquetado. Podemos leer:

FRAGANCIA: No se trata de aceite esencial ni mucho menos, son imitaciones o composiciones de natural y sintético.
ESENCIA: Esencia... qué? Esencia natural? Esencia sintética? Una esencia puede llevar sintético y no por eso está mal etiquetada pues es una esencia.
ESENCIA NATURAL: Muchos de estos productos son bajos en porcentaje de aceite esencial puro, o vienen muy rebajados.
ESENCIA AROMÁTICA: Tampoco acaba de quedar claro si es 100% natural.
ACEITE ESENCIAL PURO DE 1er ORIGEN: Este sí que se atreve a etiquetar como Dios manda. Este es el aceite en el que podemos confiar para realizar nuestros perfumes o aceites de masaje terapéuticos o simplemente para practicar métodos de aromaterapia

ALCOHOLATURAS
Aunque la destilación es el método más comúnmente usado para extraer los aceites esenciales de las plantas, existen otros métodos para elaborar perfumes caseros como es la alcoholatura.
La creación de perfumes en alcoholatura, si bien no es del todo profesional, da buenos resultados en cuanto al perfume de la planta que te guste.
Para ello necesitaremos:
* Alcohol de 96º o vodka.
* Un recipiente hermético de cristal.
* Las plantas frescas de vuestra preferencia.

Preparación:
* Se trocean las plantas frescas y se ponen en el bote de cristal, hasta que cubra 3/4 partes del mismo.
* Se añade el alcohol o vodka hasta cubrir totalmente las plantas.
* Se cierra herméticamente y se guarda durante 21 días en un lugar oscuro y cálido.
* Se remueve cada día.
* A los 21 días se filtra.
* Se sacan las hierbas y se vuelve a añadir más plantas frescas a gusto de cada uno con el mismo alcohol de la anterior maceración.
* Se deja en maceración durante 14 días, removiendo a diario.
* Se filtra y se le añaden algunas gotas de aceite esencial si se quiere reforzar.
* Este perfume goza de propiedades si se aplica sobre la piel, al contrario de los perfumes sintéticos.
* Etiquetar y guardar en frascos herméticos.


La receta de la famosa Agua de Hungría

Ingredientes:
- 4 cucharadas de romero fresco triturado.
- 3 cucharadas de menta fresca triturada.
- 3 cucharadas de pétalos de rosa triturados.
- 1 cucharada de piel de limón rallada.
- 150 ml de agua de azahar.
- 150 ml de alcohol o vodka.


Preparación:
- En un tarro hermético de cristal se dejan en remojo todos los ingredientes durante 15 días.
- Se filtra bien escurrido todo.
- Embotellar y guardar 2 semanas hasta que madure.


ALGUNOS DE LOS PERFUMES MÁS FRESCOS

- Mediterráneo: Romero, enebro, geranio, pino, limón y hierba luisa.
- Afro: Menta, sándalo, ilang-ilang, romero, clavo y pachuli
- Ibiza: Romero, rosa, enebro, pino, hierba luisa, lavanda y salvia.
- Pitiuso: Romero, enebro, pino, hierba luisa.

PERFUMES EN ACEITE

Para preparar un perfume en aceite lo único que necesitas es:
o Los aceites esenciales a tu gusto.
- Un aceite de base: aceite de almendras, aceite de germen de trigo o un aceite vegetal.
Este tipo de perfumes son preferidos por personas a las que no les gusta el alcohol. La preparación se realiza en una proporción de un 10% de aceite esencial puro y un 90% de aceite de base. Hay que tener cuidado de no ensuciarse la ropa al perfumarse cerca del cuello.

ALGUNOS EJEMPLOS
- Perfume varonil: A.E de romero, A.E. de lavanda, A.E. de enebro, (10 % en total de los tres aceites esenciales), aceite de almendras (90 %)
- Perfume alegre: A.E de rosa, A.E de limón, A.E. de azahar, (10 % en total de los tres aceites esenciales), aceite de almendras (90 %)

- Para ellas: A.E. de rosa, A.E. de flor de azahar, A.E. de salvia (1/2), A.E. de cedro. (10 % en total de los tres aceites esenciales), aceite de almendras (90 %)

PERFUMES EN MACERACIÓN

Los perfumes en maceración se preparan macerando plantas frescas escogidas, limpias de polvo, en aceites de base durante 21 días en tres ciclos, es decir, renovando las plantas y exprimiéndolas bien.
A continuación se cuela y se le añaden los aceites esenciales adecuados. No confundir con el perfume en alcoholatura, que es realizado con alcohol.

ALGUNOS EJEMPLOS
Tomamos un vaso de aceite de almendras puro y lo introducimos en una botella hermética. Introducimos dentro de él, flores de lavanda, flores de naranjo, pétalos de rosa y cáscara de limón. Lo dejamos en maceración durante 21 días en un lugar cálido, por ejemplo un invernadero o cerca de una ventana, removiendo cada día. Repetimos la operación tres veces cada 21 día en el mismo aceite. colamos y añadimos 7 gotas de aceite esencial de rosa, 5 de lavanda y 5 de flor de azahar.


PERFUMES POR DESTILACIÓN

La destilación es el método más usado para extraer los aceites esenciales que contienen las plantas. Este método es muy adecuado cuando se trata de hojas, cortezas raíces, semillas y flores como la lavanda o las rosas. Sin embargo con algunas flores más delicadas, es demasiado fuerte el calor.
El aparto que se encarga de ello es el llamado alambique o retorta, en el cual se calientan las plantas, que dispone de un condensador para enfriar el vapor que resulta del calentamiento y un recipiente o recibidor donde se deposita el aceite obtenido.
Un método simple consiste en hervir el material vegetal con agua en el alambique hasta que el vapor cargado de diminutas partículas de aceite esencial, pase al condensandor. Allí el vapor se enfría y se condensa y el líquido resultante va goteando al recibidor, mientras que el agua sale por otra salida debido a que el aceite esencial es insoluble en el agua.
La destilación al vapor es algo más complicada, pero más rápida y preferida. en este caso el material vegetal se esparce en una cubeta abierta y el vapor se fuerza bajo presión para que pase por las plantas llevando consigo las partículas de aceite esencial al condensador


Existen procedimientos perfeccionados para la extracción de aceites esenciales, pero el productor rural encontrará que el mas adaptado a sus posibilidades es la destilación.

Dentro de la práctica tres tipos o métodos son los mas utilizados:

* Destilación con agua (hidrodestilación)
* Destilación con agua y vapor (vapor húmedo)
* Destilación directa con vapor (vapor seco)

En el primero, las hierbas entran en contacto directo con el agua hirviente, es una especie de cocimiento donde el material cargado flota o se sumerge según la densidad. El sistema de calentamiento del agua puede ser: a fuego directo, camisa de vapor, serpentinas cerradas con circulación de vapor o serpentinas abiertas o perforadas, también con vapor. Este método no es el conveniente.

En el segundo, las hierbas se colocan sobre un fondo perforado o criba ubicado a cierta distancia del fondo de un tanque llamado retorta. La parte mas baja de esta contiene agua hasta una altura algo menor que el nivel de la criba. El calentamiento se produce con vapor saturado que se provee de una fuente de calor que compone el equipo, fluye mojado y a presión baja, penetrando a través del material vegetal.

El tercero, el de destilación directa con vapor, es similar al anterior, pero en el fondo de la retorta no hay agua. El vapor saturado o sobre calentado es provisto por una caldera y a presiones mas elevadas que la atmosférica, se inyecta por medio de serpentinas cribadas que están debajo de la carga y se dirige hacia arriba, atravesando la masa vegetal colocada sobre una parrilla interior.

Conviene realizar la destilación inmediatamente de cosechado el vegetal, después de un oreado o un desecado al aire que le quite algo de la humedad.

En el vegetal, los aceites esenciales se almacenan o sitúan en glándulas, conductos, sacos o pelos glandulares o simplemente reservorios dentro del vegetal, por lo que conviene hacer un desmenuzamiento del material a destilar para exponer esos reservorios a la acción del vapor de destilación.

El espesor del material, reducido, permite también una mejor vaporización y destilación, así como una aceleración del proceso.

En lo que respecta a las partes de la planta que se va a destilar , las flores, hojas y partes blandas o delgadas pueden tratarse sin ningún tratamiento previo.

Las semillas o frutos deben ser triturados con rodillos lisos, cuya separación en la maquina depende del grosor de aquellos y también del grado de desmenuzamiento que se necesite.

Las raíces, tallos y otros materiales leñosos, se cortaran en trozos pequeños o en astillas.



CONSTITUYENTES DE UN EQUIPO DE DESTILACIÓN

El equipo para destilar debe ser tal que permita la operación mas conveniente cualquiera sea el material vegetal del que se quieran destilar sus esencias.

En cambio, las dimensiones del equipo siempre deberán estar en concordancia con las cantidades de hierbas producidas y del tiempo disponible para su destilación

(alambique de 1o litros)

Un equipo de destilado consta de cuatro elementos básicos:


* La retorta o alambique propiamente dicho
* El condensador
* El recipiente donde se deposita el condensado
* La caldera generadora del vapor

El primero, la retorta o alambique, es donde se deposita el material a destilar. Consiste en un tanque cilíndrico de un diámetro igual o algo inferior a la altura, que tiene en la parte superior una tapa que debe poder ser asegurada y su cierre hermético.

Preferentemente del centro de esta tapa sale un tubo llamado "cuello de cisne" que es el conductor de los vapores hacia el condensador.

La retorta se construye en diversos materiales de chapa cuyo espesor es también variable según el trabajo, pero es preferible que sea de acero inoxidable. En el fondo de la retorta se coloca la criba que soporta el material por destilar.

Los tubos de conexión deben ser amplios y de acuerdo a la rapidez de destilación, mas grande cuanto mas veloz sea esta.

Debajo de la parrilla o criba, se encuentra el tubo de entrada de vapor, cuidando que entre el fondo y el tubo la distancia sea lo suficientemente grande, como para que se produzca aquí la condensación de agua. La distribución del vapor se asegura por la disposición en espiral o en cruz, de la prolongación del tubo alimentador, que tiene también, una serie de agujeros chicos en la parte superior y a lo largo del mismo, dándole así uniformidad a la distribución. En el fondo de la retorta, hay una válvula de drenaje de capacidad suficiente como para permitir que cualquier cantidad de agua que se condense dentro de la carga y gotee hacia el fondo, pueda ser extraída durante la destilación.

Un alambique bien construido debe ser hermético; para esto deberá cuidarse el ajuste de las juntas y el cierre de la tapa. La carga de material no debe estar comprimida; para obtener los mejores resultados se pueden hacer separaciones, por medio de patas, de las cargas que estén mas abajo. El objeto principal es buscar que el vapor atraviese correctamente la masa vegetal y que no se deslice por las paredes de la retorta. Debido a que el vapor se difunde por los lugares que le oponen menos resistencia, no son recomendables los cestos de alambres o perforados, pues el vapor tiende a dirigirse a través de las mallas y entre los costados del cesto y la retorta. Los mejores cestos son los que tienen costados de chapa sin agujeros, pero con el fondo perforado. El empleo de cestos ayuda a la carga y descarga del material, sobre todo en alambiques grandes.

La carga y descarga del alambique es un punto importante. Ahorra tiempo el contar con grúas y que el lugar de cultivo esté cercano al de la planta de destilación.

El condensador continua a la retorta, allí vuelve a su estado liquido el vapor y los productos volátiles.

El condensador mas usado es el compuesto por un serpentín que se ubica en un tanque, aunque hay condensadores tubulares que son mas eficientes en el trabajo, en el que corre agua fría que entra por la parte inferior y asciende en sentido contrario a los vapores de agua y aceite esencial que circulan por los tubos.

Los tubos que forman este aparato se colocan en forma vertical u horizontal, su forma, longitud y diámetro dependen de la condensación de las esencias que se procesan.

El agua de enfriamiento debe ser potable en lo posible, porque se eliminan así las probables incrustaciones y depósitos, cuando están cargadas con sales. Los tubos mejores son los construidos en acero inoxidable, pues evitan coloraciones indeseables en la esencia obtenida.